Categorías
Uncategorized

¿Cómo encuentro mi base de maquillaje perfecta?

Elegir la elegir la base de maquillaje perfecta para nuestra piel significará que nos veamos en el tono adecuado y por sobre todo que nuestro rostro se sienta y se vea resplandeciente. Si quieres saber qué pasos seguir para saber cómo acertar y elegir bien tu base, continúa leyendo.

El mundo de la cosmética ha crecido exponencialmente en los últimos años. Por ende el mercado del maquillaje está en su máximo apogeo de modo que actualmente, no solo podemos encontrar marcas que lanzan bases de maquillaje en un sinfín de tonos, sino que además podemos encontrar bases en función del tipo de piel que tengamos e incluso las podemos elegir a partir de cuál sea el sub-tono de nuestra piel.

Foto de Personas creado por v.ivash – www.freepik.es

Con tanta oferta hasta parece fácil encontrar la base adecuada para nuestras exigencias, pero lo cierto es que termina siendo un completo desastre llegar a dar con la perfecta. ¿Cómo elegir nuestra base de maquillaje perfecta? A continuación estaré listando una serie de pasos que facilitarán tú búsqueda.

Pasos para elegir la base:

1-Aprende a probar.

Lo primero que debes saber es cómo probar la base. La mayoría de las personas tienden a probar la base en la mano o la muñeca, siendo que el tono de estas zonas es muy diferente al tono del rostro. El lugar ideal para hacer el famoso swatch es el la esquina de la mandíbula, ya que esa es la parte que posee una pigmentación más neutral.

De esta forma podrás confirmar si la base seleccionada se parece o no al tono de tu rostro.

2- Identifica tu Sub-tono.

A parte de que la base tenga un tono similar a tu piel, debes elegir una que tenga tu mismo sub-tono. Y ¿Cuál es mi sub-tono? Tu Sub-tono es el color que tiende a ser tu piel (me veo más amarilla o más rosada). Existen diferentes tipos de subtonos, tales como el amarillo, rosa , neutro u oliva.

Las bases de maquillaje se dividen en tonos fríos, cálidos y neutros, entonces:

  • Si tu piel tiende a ser rosada, tu Sub-tono es frío
  • Si tú piel tiende a ser amarilla, tu Sub-tono es cálido.
  • Si tú piel es más oliva, tu Sub-tono es Neutro.

3- Elige de acuerdo a tu tipo de piel

A continuación citaré las diferentes formulaciones de base y para que tipos de pieles fueron diseñadas:

  • Base líquida:  son las mejores para el uso diario y se recomienda para pieles normales. Según la marca vienen con diferentes características, ya sea efecto lifting u oil free.
  • Base compacta: Viene por lo general en formato tipo pastilla o en stick. Si quieres conseguir un efecto mas ligero, mi recomendación es aplicarlo con una brocha. Este tipo de base es recomendable para pieles un pocos más complicadas y problemas de acné. Antes de aplicarla te recomiendo humedecer un poco la piel con algún fix o agua termal.
  • Base en crema: es una base más pesada en consistencia que la base líquida. Al ser de textura cremosa resulta muy fácil aplicarla con esponjas, brochas o con la misma mano como si fuera una crema. Es ideal para pieles secas, por lo general suelen tener beneficios como hidratar la piel, tratamiento para las manchas entre otros.
  • Base en mousse: se caracteriza por tener una textura aireada y un acabado más polvo, esta base es ideal para la piel grasa.

Ten en cuenta que tu piel puede variar según la temporada y época del año.

4- Cobertura y acabado final de la base

Este punto es más del tipo personal, es decir si quieres que la base te cubra el rostro por completo o se vea mucho más ligera. El final se refiere al resultado que desea ver en su cara, en términos de cobertura:

  • Dewy (un efecto brillante y radiante). Perfecto para la piel seca, porque es más hidratante. Para evitar, por el contrario, en una piel grasa.
  • Mate (es decir, opaca). Es ideal para vídeos y sesiones fotográficas. Esta formulación es perfecta especialmente en una piel que tiende a la grasa, ya que controla el exceso de sebo. Advertencia: si está demasiado seca, ¡puede resaltar los signos de la edad!
  • Satinada (un término medio entre lo opaco y lo luminoso). Este tipo de acabado es perfecto para cualquier persona, siendo muy equilibrada. Si tu piel es propensa a la grasa, aplica una capa de polvo para evitar el efecto brillante.

Si consigues que la base se difumine entre tu cuello y tú rostro significa que ¡Ház encontrado a la indicada!